Compartir
Compartir en:

Cómo hablar delante de una cámara

Cómo hablar delante de una cámara

Hablar delante de una cámara no es fácil para todo el mundo. Es verdad que la tecnología forma cada vez más parte de nuestras vidas y tenemos contacto con la cámara del móvil a diario. Pero ponerse delante de un objetivo a grabar un vídeo donde salimos nosotros hablando son palabras mayores.

Por eso, en este artículo de unCOMO, vamos a enseñarte cómo hablar delante de una cámara para que puedas grabarte en vídeo sin ponerte nervioso. ¡Esperamos que te sirvan! Y para cualquier duda o aportación que quieras hacernos, te invitamos a que las escribas en los comentarios.

Pasos a seguir:
1

Lo primero que tienes que tener en cuenta para hablar delante de una cámara es no tenerle miedo. Para ello, imagínate que al otro lado hay una persona y cámbiala en función del tono que tengas que interpretar. Es decir, acuérdate de ese chico o chica en concreto si quieres parecer seductor, o de tu jefe si debes hacer un discurso formal. Contra el miedo a la cámara, tu imaginación es el mejor aliado. Utiliza las imágenes y recuerdos que vengan a tu mente para crear en ti sensaciones que vayan a favor de tu discurso.

2

Ten claro tu discurso antes de ponerte a grabar. Mejor si ensayas un par de veces primero, porque es posible que los nervios te traicionen en algún momento.

Uno de nuestros consejos para no quedarte en blanco ante una cámara es que te hagas una pauta y que memorices los puntos clave que quieres transmitir en tu vídeo. No se trata de escribir y memorizar el texto entero, pero sí de tener claro el esquema que articula tu discurso para que no te olvides de contar ninguno de sus pasos.

3

¡Vocaliza! Probablemente lo más importante para transmitir un mensaje con éxito sea tener una buena dicción. Por eso, puedes hacer algún ejercicio de calentamiento antes de empezar a grabar el vídeo para poner a tono tus cuerdas vocales y sentirte más relajado. No olvides respirar tranquilamente mientras hablas: eso también te hará estar más tranquilo.

Un buen ejercicio de vocalización es ponerte un lápiz en la boca y estar un rato hablando. Como el lápiz te hace hablar con dificultad, al sacarlo lograrás soltura.

4

Acompaña un buen discurso de una buena imagen. Vístete de manera neutra, ya que los estampados no siempre favorecen y distraen la atención de tu cara, que es lo importante, y con ropa que quede arreglada pero con la que tú te veas bien.

Conseguir actuar de manera natural ante una cámara dependerá de como tú te sientas delante de ella. Es decir, imagínate a ti mismo hablando ante la persona a quien diriges tu discurso y hazte estas dos preguntas: ¿tiene sentido lo que dices?, ¿tu imagen acompaña a tu discurso?, ¿o le juega en contra?

Si no te sientes seguro de poder dar una respuesta positiva, revisa tu discurso y la ropa que llevas. Puede que sea cuestión de practicarlo más veces, pero también puede que encuentres una manera más sencilla y directa de decir lo que piensas. ¡Piensa que en el vídeo el tiempo es oro!

5

Empieza y acaba tu discurso con una sonrisa. Es la mejor manera de empezar y terminar cualquier conversación, en general, pero a la cámara le gusta especialmente verte sonreír.

Claro que el formato audiovisual es más frío que el directo y, por eso, ver una persona al otro lado de la pantalla contándote algo resulta mucho más cercano y agradable si te sonríe de vez en cuando.

Humaniza tu vídeo, comportándote en él tal y como lo harías en la realidad. Al final, hablar delante de una cámara es prácticamente lo mismo que hablar en público.

6

¿Sabes a quién le hablas? Es un punto importante. Además de usar la imaginación para calmar los nervios ante la cámara, pensar bien en quién es la persona que te va a estar escuchando es algo básico que tienes que hacer para construir bien tu discurso. No es lo mismo dirigirse a chicas de veinte años que a hombres de cuarenta. Y aunque es probable que el tema de tu discurso ya deje claro su público, no está de más que intentes pensar en el espectador como una persona concreta. Eso te va a dar más naturalidad también a la hora de expresarte y conseguirás un tono más convincente y efectivo para tus vídeos. ¡Que tengas suerte!

¿Te han servido nuestro consejos? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hablar delante de una cámara, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Manualidades y tiempo libre.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo hablar delante de una cámara

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
erika
muy buenos consejos ahora los pondré en practica.

Cómo hablar delante de una cámara
1 de 3
Cómo hablar delante de una cámara