Cómo hacer pasta de sal para manualidades

Cómo hacer pasta de sal para manualidades

La pasta de sal es una alternativa a la plastilina o al barro de moldear muy económica, puesto que se puede elaborar en casa con productos que se tienen en la cocina, como harina, sal y agua. Este tipo de pastase puede moldear para crear distintas manualidades, solo hay que tener un poco de imaginación y tiempo. Cuando se haya moldeado y conseguido la figura, antes de pintarla se tiene que cocer en el horno durante 2 horas a 100-120º. Sigue leyendo este artículo de unComo y descubre cómo hacer pasta de sal para manualidades.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Para empezar a hacer nuestra pasta de sal, deberás mezclar las 3 partes de harina y 1 parte de sal con una cuchara en un recipiente amplio. Haz movimientos envolventes y ve añadiendo poco a poco el agua fría.

2

Continúa mezclando hasta que la pasta de sal no se pegue en las paredes del recipiente. Este tipo de material es perfecto para que los niños elaboran todo tipo de figuras en casa. Podrás agregar colorantes para conseguir efectos más divertidos.

3

Pon un poco de harina encima de la tabla de madera, después coge la masa del recipiente y colócala encima apra empezar a trabajarla.

4

Amasa la pasta de sal durante 10 minutos hasta que la masa se vuelva suave, elástica y tibia al tacto.

5

Coloca la masa dentro de una bolsa de plástico durante 1 hora para que acabe de coger la consistencia adecuada.

6

Pasado el tiempo, retira la masa de la bolsa de plástico y ya tendrás tu pasta de sal lista para ser moldeada, troceada y recortada para la manualidad que quieras. Recuerda que una vez terminada la figura debes hornearla para que endurezca y puedas pintarla.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer pasta de sal para manualidades, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Arte y artesanía.

Consejos
  • Cuidado en añadir demasiada agua porque sino la masa se vuelve pegajosa y muy difícil de moldear. Utiliza harina que no sea harina integral. La pasta de sal puede guardarse durante una semana dentro de un recipiente hermético o una bolsa de plástico dentro del frigorífico. Cuando saque la pasta de sal del frigorífico vuelve a amasarla durante unos minutos para que se vuelva otra vez elástica, tibia y moldeable.