Compartir

Consejos para principiantes en fotografía

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Consejos para principiantes en fotografía

Con toda la tecnología disponible, tomar buenas fotografías debe ser fácil, ¿verdad?. Después de todo, las cámaras de hoy en día tienen la tecnología que les permite encontrar y enfocar caras, reducir los ojos rojos, y compensar la mayoría de las situaciones de iluminación. Sin embargo, cualquiera que haya tenido alguna vez una cámara fotográfica último modelo podrá decir que las cámaras no son perfectas, por muy avanzadas que sean.

Mientras que ni el fotógrafo ni la cámara pueden hacer nada con el gigante y peludo lunar que la tía tiene en la nariz, ni con la horrible camisa verde del tío, se pueden tomar algunas medidas para asegurarse de que las fotografías que tomes sean lo mejor posible. Gran parte de la calidad de una imagen viene de lo bien que se ilumine. Tomando algunas medidas simples para asegurarte de que la iluminación en tus fotografías coincida con el tipo de imagen que deseas tomar, puedes realmente mejorar tus fotos.

Sigue leyendo para aprender algunas formas de iluminar adecuadamente y tomar mejores fotografías, sobre todo si eres principiante en esto de hacer fotografía.

Fotos al aire libre

Las fotos que se toman fuera aprovechan una de las mejores fuentes de luz: el sol. La luz del sol es rica y cálida, lo que hace que todos se vean bien. Dicho esto, cuando tomes fotografías en el exterior, debes seguir algunas reglas básicas.

Primero, evita disparar en días soleados y sin nubes brillantes. El exceso de sol puede tomar muy pálidos a tus sujetos. Además, la luz fuerte significa sombras fuertes. Si estás tomando fotografías de personas, esas sombras pueden terminar en la cara de alguien. Los días nublados son realmente geniales para tomar fotografías. Las nubes son buenas para distender la luz, la suaviza un poco, pero sigue mostrando ricos colores. Además, la luz difusa creará menos sombras. Si tienes que tomar fotografías en un día de sol brillante, trata de evitar tomarlas al mediodía, cuando el sol está en su máximo esplendor.

Si es un día soleado busca maneras de difundir la luz. Busca un árbol de gran tamaño con ramas alejadas bastante del suelo. Las hojas capturan la mayor parte de la luz, pero también permiten que pase luz suficiente para que tu sujeto no se vea a oscuras. Sólo ten cuidado con las sombras fuertes - especialmente en el rostro del sujeto.

Encontrar la posición

Puedes no ser capaz de controlar tu fuente de luz, pero puedes controlar tu posición y la del sujeto. Trata de que tu fuente de luz se encuentre a un lado del sujeto. Si la luz está detrás del sujeto, no se llegan a ver los detalles - se ve una silueta. Por otro lado, si el sujeto está mirando la luz, puede entrecerrar los ojos. Además, la luz directa a un objeto o la cara de alguien es poco favorecedor.

Las fotos con la mejor iluminación tienden a tener la fuente de luz a un lado. Querrás asegurarte de que la fuente no es demasiado fuerte - o de lo contrario obtendrás sombras fuertes junto al sujeto. De esa manera, la iluminación será uniforme.

El flash es tu mejor amigo

Si parece que no puedes obtener suficiente luz por tu cuenta, el flash es una gran manera de añadir algo, pero tendrás que asegurarte de que lo estás usando correctamente. Familiarizarse con el manual de instrucciones de la cámara es un gran comienzo - vas a tener consejos útiles y trucos específicos para tu marca y modelo de cámara.

No debes confiar en el flash para iluminar la escena. Utiliza el flash para llenar de luz la escena, eliminando sombras. Por ejemplo, si quieres tomar la fotografía de una persona parada frente a una ventana brillante, probablemente sólo obtendrás una silueta, ya que toda la luz llega detrás del sujeto. Aquí puedes utilizar el flash para rellenar la escena, iluminando los detalles en el frente del sujeto también.

Incluso cuando utilizas flash todavía tienes que prestar atención a tu posición y la posición del sujeto. No utilices flash alrededor de superficies reflectantes, como espejos o ventanas - todo lo que obtienes es una foto del flash que se refleja hacia ti. Recuerda algo básico y fundamental: para que el flash funcione como se supone, tendrás que poner al sujeto dentro del alcance del flash. Además, si estás tomando la foto de un grupo de personas, todas tienen que estar a la misma distancia del flash. De lo contrario, algunas personas estarán más expuestas a la luz que otras.

Consejos para principiantes en fotografía - El flash es tu mejor amigo

No evites la difusión de la luz

Ya hemos mencionado que las nubes y los árboles pueden ser difusores naturales de la luz, pero no tengas miedo de utilizar tus propios métodos para la difusión de la luz, o reflejarla suavemente donde más la necesitas.

Crear un difusor o un reflector en realidad es bastante fácil. Si estás en el interior y sólo tienes una fuente de luz artificial, como una lámpara, simplemente coloca un pedazo de papel o un paño fino sobre ella. Si estás fuera, un paraguas de color claro situado entre el sujeto y el sol puede difundir la luz.

Los reflectores son una buena manera de reducir las sombras y mejorar la luz en la fotografía. Si alguna vez has visto una sesión de fotos profesional, puedes haber visto al asistente del fotógrafo sosteniendo un paño blanco o metálico para reflejar la luz sobre el sujeto. Puedes hacer lo mismo. Un mantel blanco refleja la luz sobre tu sujeto. Si estás fuera, una tapa blanca de conservadora colocada debajo del sujeto puede arrojar la luz hacia arriba. Puedes también reflejar la luz envolviendo papel aluminio alrededor de un poco de cartulina. Juega un poco con diferentes métodos y materiales hasta que encuentres alguno que funcione, y prueba construir tu propia caja de luz.

Quédate quieto

Una gran parte del tiempo, si estás sacando fotografías con poca luz, no deseas utilizar el flash. El flash sólo ilumina una pequeña parte de la fotografía, y puede que haya demasiado contraste entre el área del foco y el resto de la imagen.

Si no se puede añadir más luz en la escena, necesitas dar a tu cámara más tiempo para traer luz a la lente. Esto significa una velocidad de obturación más lenta y una abertura mayor. Para una gran cantidad de personas, esto significa poner la cámara en modo luz tenue, o en modo nocturno, y disparar.

Cuando la cámara está en esos modos, el obturador permanece abierto más tiempo de lo habitual. Esto significa que cualquier movimiento, ya se del sujeto o del fotógrafo, arruina la foto. Si estás tomando fotos con poca luz, usa algo para estabilizar la cámara, presiona suavemente el botón para disparar, y asegúrate de que el sujeto está completamente inmóvil. Tener el obturador abierto más tiempo, aumenta el riesgo de que la foto salga borrosa, y permite a tu cámara chupar toda la luz disponible en una escena con poca luz.

Una buena mochila

En el sector dedicado a la fotografía existen numerosos accesorios pero ninguno tan importante como la mochila en la que llevar la cámara. Ya sea una funda, un bolso o una mochila tradicional, este complemento es básico para trasladar tu equipo de fotografía. Paraempezar te recomiendo bolsos de hombro con espacio suficiente para flash, objetivo y batería de recambio.

Consejos para principiantes en fotografía - Una buena mochila

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para principiantes en fotografía, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Manualidades y tiempo libre.

Escribir comentario sobre Consejos para principiantes en fotografía

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consejos para principiantes en fotografía
1 de 3
Consejos para principiantes en fotografía

Volver arriba