Compartir

Cuáles son los colores secundarios

Cuáles son los colores secundarios

El enorme elenco de colores que existen da muchas opciones a la hora de pintar cuadros, hogares y otros proyectos artísticos. Además, para escoger la tonalidad deseada, es importante tener en cuenta los grupos de colores que hay, pues así sabrás si optar por un color primario, secundario o terciario. En función de esta elección, deberás seguir procedimientos distintos para obtenerlo.

Los colores primarios son fundamentales para crear los secundarios y terciarios, pero se duda con frecuencia de los que componen al segundo grupo. ¿Qué son realmente? ¿Cuántos hay? Si te interesa saber cuáles son los colores secundarios y cómo se pueden hacer con pintura, en unCOMO te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

También te puede interesar: Cuáles son los colores neutros

Qué son los colores secundarios

Los colores secundarios son aquellas tonalidades procedentes de la mezcla de los colores primarios (el amarillo, el rojo y el azul). Para crear los colores secundarios es necesario mezclar la misma cantidad de los colores primarios, pues solo así el resultado obtenido se considerará como parte de este grupo.

La principal diferencia entre colores primarios y secundarios es que los primeros no se pueden conseguir mediante otras tonalidades, mientras que los segundos, como se ha dicho anteriormente, se obtienen por la mezcla a partes iguales de los primarios.

Para más información sobre Cuáles son los colores primarios en los diferentes modelos que existen, no te pierdas este otro artículo.

Modelo sustractivo y aditivo de color

Dentro de las distintas categorías en las que se pueden encasillar los colores, también está la que divide los pigmentos en función de si logran absorber la luz o la reflejan. Mezclando una cantidad suficiente para tapar por completo la luminosidad conseguirás crear el negro, el cual adquiere el nombre de modelo sustractivo porque se encarga de quitar las propiedades por las cuales se refleja la luz.

Por otro lado se encuentran los pigmentos que permiten reflejar las ondas de luz y que tanto los ojos como el cerebro interpretan como color. Estos tonos tienen ondas diferentes y, en comparación con el modelo sustractivo, adquieren el nombre de modelo aditivo, ya que se añaden en él todos los colores con la capacidad de reflejar las ondas luminosas. El resultado de esta superposición de pigmentos es el blanco.

Como sucede con los primarios, el modelo sustractivo (negro) y el aditivo (blanco) es útil para obtener colores secundarios. Todo depende de la cantidad utilizada de cada pigmento y de su capacidad, ya sea la de absorber o la de reflejar la luz.

Cuáles son los colores secundarios - clasificación

Teniendo en cuenta que depende de la mezcla a partes iguales de dos colores primarios (50% de cada uno), puedes obtener varios tipos de colores secundarios. En función de las distintas combinaciones conseguirás uno u otro, pero por regla general se pueden dividir en tres grandes grupos:

  • Naranja: es el color resultante de la mezcla del amarillo y el rojo (que puedes sustituir por el magenta, ya que es un rojo fucsia). Usa la misma cantidad de ambos tonos para obtener el naranja más equilibrado.
  • Verde: es el resultado de la combinación del amarillo y el azul (que puedes intercambiar por el cian, es decir, un color intenso turquesa).
  • Violeta: la mezcla del azul y el rojo da como resultado el violeta. También lo conseguirás combinando el magenta y el cian.

En este artículo sobre Cómo mezclar colores encontrarás instrucciones más detalladas para conseguir diferentes tonalidades.

Cuáles son los colores secundarios - Cuáles son los colores secundarios - clasificación

Cómo hacer los colores secundarios con pintura

Tras saber cuáles son los colores secundarios, el paso definitivo para utilizarlos correctamente para el proyecto artístico que vayas a realizar es saber cómo obtenerlos con pintura. Para ello, en unCOMO te recomendamos que sigas estos pasos:

  1. Junta todos los botes de pintura que hayas comprado (los colores primarios) y echa la cantidad que consideres oportuna, pero a partes iguales, de cada color en una paleta. Si utilizas pinceles, procura limpiarlos después de cada mezcla para no alterar los resultados finales.
  2. Mezcla los colores primarios para obtener los secundarios. Son la base con la que trabajarás, ya que sin ellos no podrás conseguir los distintos tonos.
  3. Combina el azul y el amarillo a partes iguales para lograr el verde. En función de los tonos verdosos que desees, deberás añadir más cantidad de un color u otro (más cercano al azul o al amarillo).
  4. Mezcla el rojo y el amarillo para conseguir el color naranja. Igual que sucede con el verde, tendrás que añadir más cantidad del primero o del segundo para obtener una tonalidad más ajustada a la que necesites.
  5. El violeta lo conseguirás mezclando el rojo y el azul. Como en el caso del verde y el naranja, pon más cantidad de uno de los dos para distorsionar el violeta natural y lograr un tono diferente.
  6. Introduciendo en pequeñas cantidad el blanco y el negro, podrás obtener más variedad de tonos y aportar o restar intensidad al resto de colores.
  7. En el caso de no usar de manera inmediata los colores que has elaborado, tendrás que guardarlos en recipientes distintos para que no se distorsionen o difuminen.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los colores secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Manualidades y tiempo libre.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
ramona
muchas gracias por explicar tan claro

Cuáles son los colores secundarios
1 de 2
Cuáles son los colores secundarios

Volver arriba