Compartir

Qué son los colores análogos y ejemplos

Qué son los colores análogos y ejemplos

Conocer toda la gama de colores y los distintos tipos que existen es importante para los artistas. Saber las características de cada tono, cómo se pueden elaborar y los colores que se anteponen o, por el contrario, son similares entre sí, es esencial para utilizarlos como es debido. A través de ellos, se expresan de mejor manera los mensajes y las ideas que se quieren plasmar en las obras artísticas.

Probablemente tendrás constancia de las diferentes categorías de colores en función de su origen. Es decir, los primarios, los secundarios y los terciarios. En cambio, el concepto de colores análogos es menos conocido a nivel de aficionados a la pintura o semiprofesionales. Si quieres saber qué son los colores análogos y ejemplos varios, en unCOMO te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

También te puede interesar: Cuáles son los colores primarios

Qué son los colores análogos - definición

El término análogo significa similitud o parentesco. En el ámbito de los colores, los colores análogos son aquellos cercanos entre sí, es decir, son muy parecidos a los que tienen al lado en el círculo cromático. Aún así, entre ellos existe una ligera distinción, suficiente como para poder diferenciarlos.

El vínculo entre un color análogo a otros dos colores (uno a la derecha y otro a la izquierda de este color dentro de la rueda de colores) se basa en compartir un tono. Este primer color se denomina color regente o principal, ya que se encuentra entre dos colores.

Los colores análogos son los que permiten generar ambientes calmados y decoraciones monocromáticas, es decir, aquellas en las que predomina un tono. Los colores que son análogos entre sí están compuestos por un idéntico color primario.

Qué son los colores análogos y ejemplos - Qué son los colores análogos - definición

Cuáles son los colores análogos

Los colores análogos se pueden dividir en dos categorías: los colores primarios y algunos de los colores secundarios. En este sentido, se pueden identificar los colores análogos del amarillo, el naranja, el rojo, el violeta, el azul y el verde.

Los colores análogos en el diseño

Este tipo de tonos es ideal para decorar las habitaciones del hogar o en el diseño de determinadas prendas de ropa. Con los colores análogos, conseguirás aportar sensaciones de serenidad y equilibrio. El ser humano contempla con especial agrado estos tonos ya que los encuentra en la naturaleza y transmiten paz y armonía al ser tonos muy similares entre sí.

Combinar los colores análogos es más complejo de lo que parece a simple vista. Necesitas escoger aquellos tonos que, pese a su similitud, tengan un contraste suficiente como para poder diferenciarlos. En el caso de elegir entre colores azules y verdes, los análogos deben tener una mezcla equilibrada de ambos.

Para elaborar diseños con armonía a nivel visual mediante colores análogos, es importante que apuestes por un color medio como predominante. En el caso anterior, lo ideal sería elegir un verde azulado que contenga un equilibrio de verde y azul. De esta manera, no habrá competencia entre colores y, a efectos visuales, no habrá lugar a la distorsión.

Cuándo usar los colores análogos

Para transmitir tranquilidad, en unCOMO te recomendamos los colores análogos: en locales con finalidades relajantes como los centros de masajes o un spa, observarás el uso de estos tonos en el diseño. Tanto en las paredes como en los productos utilizados, estos colores contribuyen a crear calma y serenidad.

Así pues, para obtener estas sensaciones a nivel particular (salón de estar o habitaciones en casa), los colores análogos son la mejor solución. Sin embargo, para transmitir entornos o ambientes más enérgicos, apuesta por un mayor contraste de colores, es decir, por los tonos complementarios en vez de los análogos.

Ejemplos de colores análogos

Sabiendo qué son los colores análogos y ejemplos distintos, también es importante que conozcas lo que les diferencia de los colores complementarios. Son términos que pueden llevar a la confusión, por lo que en unCOMO consideramos necesario un apunte al respecto.

Así pues, dos colores complementarios son aquellos que se encuentran ubicados enfrente dentro del círculo cromático. Son totalmente opuestos el uno del otro, por lo que son ideales para añadir contrastes a los diseños o a cualquier obra artística. Son estimulantes y aportan dosis altas de energía, justo lo contrario de los colores análogos (muy similares entre sí y con la tranquilidad o la serenidad como valores principales que transmiten).

Hay tres pares considerados como principales entre los colores complementarios, compuestos por un color primario y el secundario que lo opone: rojo y verde, amarillo y violeta y azul y naranja.

Para conocer más ejemplos de colores análogos, en unCOMO aportamos la siguiente lista. El primero de cada punto funciona como color regente y los dos que le acompañan son sus colores análogos, así, por ejemplo, si decimos que son ejemplos de colores análogos del amarillo el amarillo verdoso y el naranja amarillento, el color amarillo es el color regente y los otros dos son los análogos.

  • El amarillo con el amarillo verdoso y el naranja amarillento.
  • El naranja junto al naranja amarillento y el rojo anaranjado.
  • El rojo con el rojo anaranjado y el violeta rojizo.
  • El púrpura o violeta con el violeta rojizo y el azul violáceo.
  • El azul junto al azul violáceo y el verde azulado.
  • El verde con el verde azulado y el amarillo verdoso.
Qué son los colores análogos y ejemplos - Ejemplos de colores análogos

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son los colores análogos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Manualidades y tiempo libre.

Escribir comentario sobre Qué son los colores análogos y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Alberto Ramirezté
.me ha parecido muy importante me gustaria seguir recibiendo estos temas

Qué son los colores análogos y ejemplos
1 de 3
Qué son los colores análogos y ejemplos

Volver arriba